Alimentos como potenciadores hormonales en la pérdida de peso

Muchas personas concuerdan en que una alimentación balanceada es el pilar para la buena salud. Y no se equivocan.

Si realmente quieres perder peso, debes elegir una buena dieta para adelgazar, como la dieta limone, que te garantiza perder peso mientras desintoxicas tu cuerpo.

Como primera medida, es necesario desmentir ciertas creencias populares respecto a la alimentación, que no concuerdan con la realidad del interior corporal.

Pese a las recomendaciones dietarias dadas por el/la profesional de la salud; se esconde información importante que las personas deben conocer a la hora de alimentarse.

No basta con predicar una sabiduría personal que toma del medio información para clasificar los alimentos como beneficiosos o dañinos; ya que algunas de las creencias populares están erradas.

Algunos mitos falsos de las dietas

Estas son algunas de ellas:

1) Cuando una persona reemplaza el azúcar refinado por azúcar moreno; solamente está eliminando los químicos con que se refina el azúcar blanco.

2) Al utilizar miel en vez de azúcar refinado; solamente se está cambiando la presentación del azúcar. (Si bien es cierto que la miel es natural).

3) Una persona prefiere comer pan integral en vez de pan blanco, porque “es más saludable”. Es verdad que es más saludable porque ayuda a que la insulina se libere lentamente; pero el pan integral contiene una mayor cantidad de kilocalorías que el pan blanco. Te engorda más si comes más.

4) Si no se ingiere azúcar con la dieta y no cuenta con azúcar de reserva, es el propio organismo el que produce el azúcar que necesita, obteniéndolo de los aminoácidos, las proteínas y las grasas del organismo.

5) Cuando una persona no come azúcar refinado, ni miel; pero come frutas y hortalizas, algo de leche y cereales integrales; está ingiriendo varias clases de azúcares.

6) Al hacer una dieta para adelgazar de proteínas; también está ingiriendo grasa de origen animal -colesterol- en alimentos como la carne, el huevo, el queso, el pollo, los embutidos, la margarina y el aceite para cocinar (así el envase afirme que es de cañóla).

7) Dicen que el té ayuda a “quemar la grasa” porque “acelera el metabolismo”.

Puede ser que el calor de una taza de té caliente haga subir la temperatura corporal temporalmente; pero no ayuda, así como así, a adelgazar. No es milagroso.

Cuidado con el té para acelerar el metabolismo

Además, el té (trátese del tipo de té que se trate), contiene unas pequeñas moléculas que irritan el intestino delgado y son tóxicas para todas las células del organismo: los llamados Taninos.

Algunos minutos después de tomar una taza de té (con o sin leche y con o sin azúcar o miel); algunas personas comienzan a experimentar dolores de estómago y sienten unas “picadas o chuzones en el abdomen” que hacen que se sientan realmente mal.

No siempre las recomendaciones de tomar varias tazas de té al día para adelgazar son adecuadas. Pueden resultar contraproducentes; en este caso generando problemas con el buen funcionamiento de este importante órgano.

Habiendo hablado sobre algunas de las creencias erróneas más populares a la hora de tomar o comer los alimentos, como parte de un plan para bajar de peso y adelgazar; ahora sí nos gustaría hablarte de algunos tips que te ayudarán en el plan para reactivar la pérdida de peso; no importa cuál sea tu sexo ni la edad que tengas y el peso que desees seguir perdiendo.

Las verdades en las dietas

De esta forma tenemos que:

No es necesario eliminar el azúcar del desayuno

De forma le ayudaremos a órganos como el cerebro, el corazón y las células de la retina a que no se queden sin el azúcar que necesitan; mientras se puede recurrir al azúcar que el cuerpo produce o al acetoacetato del estado de cetosis.

Se puede ingerir comida dulce junto con el almuerzo (o comida).

Esto significa que, si quieres probar un bocado de los llamados “alimentos prohibidos”, bien lo puedes hacer.

La clave está en hacerlo a medio día ya que será por la tarde cuando el azúcar, la grasa y la harina de, por ejemplo, una deliciosa tarta con leche; servirán como combustible para que las células de los tejidos musculares produzcan la energía que necesitan; en la rutina de ejercicio diario.

Es conveniente ingerir alimentos ricos en Potasio

Ya sea para el desayuno (antes de hacer alguna actividad física) o para la comida de recuperación de la tarde-noche, después de hacer ejercicio; con el fin de neutralizar el efecto de la hormona Aldosterona que se encarga de aumentar la excreción de este mineral mediante la orina; incluyendo alimentos como el banano, las almendras o las nueces y/o una porción de aguacate.

Alimentos como este último, son ricos en grasas esenciales, proteína y vitaminas y minerales; y se pueden comer para el desayuno, al almuerzo o la cena, porque aportan una cierta cantidad de grasas monoinsaturadas para el organismo, que ayudan a activar la acción saciante de la Colecistoquinina.

También se recomienda el consumo de alimentos ricos en fibras, y agua

Existen otras prácticas saludables que pueden ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con la acumulación de triglicéridos y colesterol en el organismo y con el debilitamiento del Sistema Inmunitario que es importante tomar en cuenta:

1. A pesar de que ingerir Colesterol con la comida, frena la producción de este compuesto por parte del Hígado; es cierto que en exceso puede elevar los niveles de Colesterol LDL (Colesterol malo) en la sangre.

2. Hacer ejercicio, no solo sirve para ayudar a que el cuerpo utilice la grasa para producir energía y ayudar a las dietas hipocalóricas o cetogénicas.

La actividad física hecha de manera periódica fortalece el Sistema Inmunitario, porque lo pone en alerta, ayuda a tonificar los músculos del cuerpo y a fortalecer la salud del corazón y, por si fuera poco; ayuda a facilitar la evacuación intestinal en personas con estreñimiento, y a perder calor corporal y agua mediante el sudor (no toxinas, que se eliminan mediante la orina y las heces).