Category Archives: Dietas

Alimentos como potenciadores hormonales en la pérdida de peso

Muchas personas concuerdan en que una alimentación balanceada es el pilar para la buena salud. Y no se equivocan.

Si realmente quieres perder peso, debes elegir una buena dieta para adelgazar, como la dieta limone, que te garantiza perder peso mientras desintoxicas tu cuerpo.

Como primera medida, es necesario desmentir ciertas creencias populares respecto a la alimentación, que no concuerdan con la realidad del interior corporal.

Pese a las recomendaciones dietarias dadas por el/la profesional de la salud; se esconde información importante que las personas deben conocer a la hora de alimentarse.

No basta con predicar una sabiduría personal que toma del medio información para clasificar los alimentos como beneficiosos o dañinos; ya que algunas de las creencias populares están erradas.

Algunos mitos falsos de las dietas

Estas son algunas de ellas:

1) Cuando una persona reemplaza el azúcar refinado por azúcar moreno; solamente está eliminando los químicos con que se refina el azúcar blanco.

2) Al utilizar miel en vez de azúcar refinado; solamente se está cambiando la presentación del azúcar. (Si bien es cierto que la miel es natural).

3) Una persona prefiere comer pan integral en vez de pan blanco, porque “es más saludable”. Es verdad que es más saludable porque ayuda a que la insulina se libere lentamente; pero el pan integral contiene una mayor cantidad de kilocalorías que el pan blanco. Te engorda más si comes más.

4) Si no se ingiere azúcar con la dieta y no cuenta con azúcar de reserva, es el propio organismo el que produce el azúcar que necesita, obteniéndolo de los aminoácidos, las proteínas y las grasas del organismo.

5) Cuando una persona no come azúcar refinado, ni miel; pero come frutas y hortalizas, algo de leche y cereales integrales; está ingiriendo varias clases de azúcares.

6) Al hacer una dieta para adelgazar de proteínas; también está ingiriendo grasa de origen animal -colesterol- en alimentos como la carne, el huevo, el queso, el pollo, los embutidos, la margarina y el aceite para cocinar (así el envase afirme que es de cañóla).

7) Dicen que el té ayuda a “quemar la grasa” porque “acelera el metabolismo”.

Puede ser que el calor de una taza de té caliente haga subir la temperatura corporal temporalmente; pero no ayuda, así como así, a adelgazar. No es milagroso.

Cuidado con el té para acelerar el metabolismo

Además, el té (trátese del tipo de té que se trate), contiene unas pequeñas moléculas que irritan el intestino delgado y son tóxicas para todas las células del organismo: los llamados Taninos.

Algunos minutos después de tomar una taza de té (con o sin leche y con o sin azúcar o miel); algunas personas comienzan a experimentar dolores de estómago y sienten unas “picadas o chuzones en el abdomen” que hacen que se sientan realmente mal.

No siempre las recomendaciones de tomar varias tazas de té al día para adelgazar son adecuadas. Pueden resultar contraproducentes; en este caso generando problemas con el buen funcionamiento de este importante órgano.

Habiendo hablado sobre algunas de las creencias erróneas más populares a la hora de tomar o comer los alimentos, como parte de un plan para bajar de peso y adelgazar; ahora sí nos gustaría hablarte de algunos tips que te ayudarán en el plan para reactivar la pérdida de peso; no importa cuál sea tu sexo ni la edad que tengas y el peso que desees seguir perdiendo.

Las verdades en las dietas

De esta forma tenemos que:

No es necesario eliminar el azúcar del desayuno

De forma le ayudaremos a órganos como el cerebro, el corazón y las células de la retina a que no se queden sin el azúcar que necesitan; mientras se puede recurrir al azúcar que el cuerpo produce o al acetoacetato del estado de cetosis.

Se puede ingerir comida dulce junto con el almuerzo (o comida).

Esto significa que, si quieres probar un bocado de los llamados “alimentos prohibidos”, bien lo puedes hacer.

La clave está en hacerlo a medio día ya que será por la tarde cuando el azúcar, la grasa y la harina de, por ejemplo, una deliciosa tarta con leche; servirán como combustible para que las células de los tejidos musculares produzcan la energía que necesitan; en la rutina de ejercicio diario.

Es conveniente ingerir alimentos ricos en Potasio

Ya sea para el desayuno (antes de hacer alguna actividad física) o para la comida de recuperación de la tarde-noche, después de hacer ejercicio; con el fin de neutralizar el efecto de la hormona Aldosterona que se encarga de aumentar la excreción de este mineral mediante la orina; incluyendo alimentos como el banano, las almendras o las nueces y/o una porción de aguacate.

Alimentos como este último, son ricos en grasas esenciales, proteína y vitaminas y minerales; y se pueden comer para el desayuno, al almuerzo o la cena, porque aportan una cierta cantidad de grasas monoinsaturadas para el organismo, que ayudan a activar la acción saciante de la Colecistoquinina.

También se recomienda el consumo de alimentos ricos en fibras, y agua

Existen otras prácticas saludables que pueden ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con la acumulación de triglicéridos y colesterol en el organismo y con el debilitamiento del Sistema Inmunitario que es importante tomar en cuenta:

1. A pesar de que ingerir Colesterol con la comida, frena la producción de este compuesto por parte del Hígado; es cierto que en exceso puede elevar los niveles de Colesterol LDL (Colesterol malo) en la sangre.

2. Hacer ejercicio, no solo sirve para ayudar a que el cuerpo utilice la grasa para producir energía y ayudar a las dietas hipocalóricas o cetogénicas.

La actividad física hecha de manera periódica fortalece el Sistema Inmunitario, porque lo pone en alerta, ayuda a tonificar los músculos del cuerpo y a fortalecer la salud del corazón y, por si fuera poco; ayuda a facilitar la evacuación intestinal en personas con estreñimiento, y a perder calor corporal y agua mediante el sudor (no toxinas, que se eliminan mediante la orina y las heces).

La fruta como alimento quemador de grasa

Las frutas constituyen aquella parte de la planta que alberga las semillas necesarias para la reproducción, y por lo tanto son ricas en nutrientes (carbohidratos o grasas). Existen varias formas de clasificar las frutas, pero para simplificar un tema que ya está resultando complicado, vamos a hablar de dos grandes grupos: las frutas frescas y los frutos secos.

Los principales nutrientes de las frutas frescas

Las frutas frescas tienen un contenido muy alto de agua y su fuente de energía son los carbohidratos (glucosa, fructosa y almidón). También son ricas en fibra, minerales y vitaminas. Dependiendo del tipo de fruta puede predominar la vitamina C (cítricas), o la vitamina A (frutas de color amarillo o anaranjado). Aunque son ricas en azúcares, si se consumen en su forma natural, el índice glicémico se verá reducido por la fibra. Este beneficio, así como las vitaminas que aportan, se pierde cuando son procesadas (trituradas, deshidratadas, etc.).

Aunque todas las frutas aportan una importante cantidad de fibra quiero referirme en especial a un carbohidrato complejo que está presente en especial en las manzanas, los melocotones y las ciruelas: la pectina . Éste constituye una fibra soluble, que es aquella forma de fibra que en presencia de agua forma un gel que arrastra las grasas y toxinas contribuyendo entre otras cosas a reducir la absorción de colesterol presente en la dieta. Como ocurre con toda la fibra, reduce la absorción de minerales y vitaminas, y su exceso puede ocasionar flatulencia y diarrea, por lo que se debe ingerir con moderación. Sin embargo, después de una comida particularmente grasa no es mala idea terminar por ejemplo, con una manzana como postre.

El coco

Otro caso particular en cuanto a sus características nutricionales es el coco. Este fruto carece de semilla, encontrándose ese lugar ocupado por agua, que es rodeada por una pulpa blanca. El agua contiene carbohidratos (glucosa, fructosa y sacarosa), algunas proteínas, vitamina C, y es rica en minerales, lo cual le confiere excelentes propiedades hidratantes. En cuanto a la pulpa, se encuentra formada por grasas saturadas, además de abundante fibra, lo cual le confiere efecto laxante, y es rica en vitamina E. Como dato curioso, la reproducción de esta planta al carecer de semilla se da a través del propio fruto: el coco verde enterrado hasta la mitad, y en condiciones ambientales apropiadas, al cabo de algunas semanas dará origen a una nueva planta.

Frutos secos para quemar grasa

Luego tenemos los frutos secos. En este grupo encontramos los frutos secos naturales, que son aquellas frutas con escasa proporción de agua y que poseen cáscara dura (nueces, almendras, avellanas, etc.), y los frutos secos industriales, que son las frutas deshidratadas (pasas, orejones, ciruelas pasas, etc.). Estos últimos son ricos en azúcares y por lo tanto representan un “reclamo3” para los picos de insulina, por lo que no es recomendable su consumo habitual. En el caso de los frutos secos naturales, su principal componente es la grasa, pero se trata de ácidos grasos insaturados, ricos en Omega 3. Su contenido calórico es alto, y eso los ha excluido de muchas dietas de adelgazar, sin embargo ya sabemos que las calorías por sí solas son engañosas. Además de las grasas, los frutos secos tienen un alto contenido en proteínas y fibra, por lo que tienen la capacidad de saciar, con la ventaja que su bajo contenido de carbohidratos los hace ideales a la hora de mantener a raya los niveles de insulina. También se podrían considerar como unos quemadores de grasa naturales, tal y como podemos apreciar en www.topquemadoresdegrasa.com. Por si fuera poco son una fuente muy valiosa de minerales (magnesio, fósforo, potasio), así como de vitamina E y complejo B. Por su alto contenido de potasio son muy recomendables para las personas que están recibiendo tratamiento con diuréticos. El detalle de los frutos secos está en la cantidad. Si los come en exceso por supuesto que el contenido calórico tendrá predominio sobre los beneficios, y redundará en forma negativa en su peso, pero una cantidad moderada al día (los que cabrían en el puño de su mano), proporcionará beneficios, sin causar aumento de peso.

Desde luego es mejor alternativa como merienda que un paquete de galletas con carbohidratos y grasas trans. Entre los frutos secos hay uno que constituye una excepción, y se trata de la castaña. Es una excepción porque su principal componente no son las grasas sino los carbohidratos complejos (almidón), aunque también contiene fibra, y es rica en minerales como hierro y potasio. Al tener menos grasa que sus pares, también su contenido calórico es menor, su índice glicémico es intermedio (60), aumentando si se usa en forma de harina. Si se consume con moderación no contribuye a generar picos de insulina. Aunque crudas aportan más vitaminas, de esa forma son poco digeribles, por lo que es más recomendable comerlas cocidas o asadas.

¿Qué debemos saber sobre los vegetales para perder peso?

El componente energético principal de los vegetales es el almidón.

En general son de bajo contenido calórico por su escasa proporción de grasas. Aquellas partes de la planta ricas en almidón (raíces, frutos y semillas), ven compensado el índice glicémico por su alto porcentaje de fibra si se consumen en su forma natural (sin ser trituradas, ni deshidratadas).

Son ricas en fibra, lo que hace que su ingesta contribuya a reducir la absorción de glucosa y grasa, permitiendo bajar el impacto de las calorías de los alimentos que acompañan. Su exceso también puede llevar a dificultar la absorción de vitaminas y minerales.

La sobre cocción puede aumentar el índice glicémico de los almidones que contienen, pero una cocción insuficiente (especialmente en el caso de las legumbres y los tubérculos), puede resultar en intoxicaciones (por la presencia de sustancias defensivas de la planta) Las frutas frescas son ricas en almidones y azúcares, pero su alto contenido de agua y fibra ayuda a reducir el índice glicémico.

Los frutos secos, que son la excepción por su composición en la que predominan las grasas y su bajo porcentaje de carbohidratos, representan una buena fuente de ácidos grasos insaturados, producen saciedad y aportan fibra, por lo que en cantidades moderadas reportan beneficios para una dieta ideal. “Los aportes principales de los alimentos de origen vegetal son los carbohidratos (almidón, sacarosa, fructosa), la fibra, así como vitaminas y minerales. Las plantas requieren almacenar energía en las raíces (almidón), los frutos y semillas (azúcares y almidón), con excepción de los frutos secos, el aguacate y el coco, que son ricos en grasas. Los tallos y hojas de las plantas son más abundantes en fibra. En función de la parte de la planta que va a ser ingerida, se pueden deducir sus componentes. La forma de preparación también influye en el índice glicémico de estos alimentos, siendo mayor en la medida en que aumenta la cocción, o si son sometidos a procesos de refinamiento o procesamiento. En el caso de las legumbres, y algunos tubérculos, el consumo crudo o con poca cocción puede resultar tóxico.”

Los 10 mejores alimentos que ayudan a quemar grasa

¿Sabías que puedes quitarte esos kilos que te sobran, sin la ansiedad de dejar de comer? Alimentos que ayudan a quemar grasa y regula tu metabolismo, parecen ser el secreto que pocos conocen y que pueden lograr unos resultados deseables. Entonces, ¿cuáles son esos alimentos básicos para quemar grasa y que no pueden faltar en nuestra casa?

Si has llegado aquí, es probable que estés buscando la forma de perder ese peso que tanto te cuesta, sacrificando tu estilo de comer y decidido a hacer una dieta consumiendo alimentos adecuados. Por ello es que pensando en ti hemos resumido la información de cada alimento básico lo más que hemos podido, para que puedas entender mejor.

Los alimentos perfectos para perder peso

Estos son los alimentos que queman grasa de manera natural y que te los recomendamos para que puedas añadirlos a tu estilo de vida y puedas mejorar tu dieta:

La manzana

Excelente fruta si tienes deseos de comer entre comidas. Es mejor si la comes con cáscara ya que contiene fibras que aportan a una mejor digestión y contribuye a que tengas la sensación de gran saciedad. Además es bueno para la dentadura (seguramente te has dado cuenta de que al comer una manzana tus dientes se limpian de manera natural).

La toronja

Esta fruta también es conocida como pomelo y puedes consumirla en la mañana a la hora del desayuno. Es ideal como antioxidante ya que posee altas concentraciones de vitamina C y retrasa la absorción de las grasas.

Los huevos y las carnes

Estos alimentos contienen proteínas y sustancias que ayudan a quemar grasas a la hora de hacer ejercicios o cuando realizamos actividades físicas. Debemos consumirlas en nuestra alimentación diaria.

Los hongos o champiñones

Son los que contribuyen en el buen funcionamiento de la tiroides, es la glándula que se encarga de metabolizar o de quemar las grasas por su alto contenido de yodo, el que también podemos encontrarlo en otros alimentos como los de color verde y la sal marina.

La leche y sus derivados

Hay estudios que muestran que la leche además de tener calcio muy importante para el desarrollo de los huesos, contribuye a quemar las grasas. Por esa razón debemos tomarla a diario.

La canela

La canela es un regulador de la glucosa y si se la consume adecuadamente, ella producirá mas insulina y evitará que se conviertan en grasa los alimentos. Si la incluimos en los dulces que comemos ella nos ayudará a quemar grasa.

Especias

Son las que ayudan a quemar grasas como el ají, el rocoto, la pimienta, entre otros. Solo que es mejor ingerirlos limitadamente y evitarlos si se tiene problemas digestivos ya que pueden resultar irritantes.

Bebidas como el agua con limón y licuados

Evitará que consumas gaseosas o refrescos que lo único que hacen es aumentarnos de peso. También puede ser una buena idea la preparación de licuados con ingredientes naturales. De hecho, puedes preparar fantásticas recetas de licuados combinando diferentes alimentos que hemos comentado en esta lista. Tan solo necesitarás una buena licuadora, como la que puedes encontrar si eliges un modelo de esta comparativa de las mejores, y tendrás tu receta de licuado lista en unos segundos: fácil, rápido, nutritivo y delicioso.

Las sandía y el melón

Son ideales para quemar grasas gracias a la cantidad de jugos que poseen.

Beterragas

Promueven la eliminación de líquidos y bueno para mejorar el buen funcionamiento de los riñones, ayudando al organismo a que se desintoxique de manera natural.

Estos son los 10 alimentos que te pueden ayudar a bajar de peso. Sin embargo, te voy a contar que existe un método que permite quemar grasa evitándose dietas molestas que a las finales abandonamos porque no aguantamos privarnos de todos los alimentos a los que estamos acostumbrados comer.